Guía Geológica Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

19 CONCEPTOS BÁSICOS LA ROCAS Y SUS CICLOS Las rocas son materiales sólidos de origen natural formadas por una asociación de granos o cristales minerales de la misma o de distintas especies (excepcionalmente, por vidrio), que forman el sustrato sólido sobre el que vivimos y de donde extraemos algunas de las principales materias primas. Las rocas se pueden haber formado en el interior o en la superficie de la corteza terrestre y según su origen, se clasifican en ígneas , metamórficas y sedimentarias . El ciclo natural de las rocas muestra las relaciones que existen entre estos tres tipos de rocas y los procesos de transformación de unas en otras. Las rocas se funden en el interior de la Tierra debido a elevadas temperaturas y presión, for- mándose magmas (fundidos de sílice, aluminio, magnesio, etc.). Estos magmas son menos densos que las rocas de su entorno y ascienden hacia la superficie terrestre. Las rocas ígneas o magmáticas se forman por enfriamiento y cristalización de dichos magmas, bien sea en el interior de la tierra (rocas ígneas plutónicas, como el granito) o en la superficie (rocas ígneas volcánicas, como el basalto). Posteriormente, una vez que las rocas ígneas quedan expuestas a las condiciones atmosféricas superficiales, a mucha menos presión y temperatura, las rocas inician su transformación, los agentes atmosféricos las alteran y erosionan. Los productos de esta erosión serán arrastrados por los ríos, los glaciares o el viento, y acabarán depositándose en zonas deprimidas, topográfica- mente más bajas (cuencas sedimentarias), donde se transformarán en rocas sedimentarias . El ciclo de las rocas. Las rocas sedimentarias se forman por la compactación y cementación de las partí- culas minerales depositadas en las cuencas sedimentarias, sobre todo en zonas litorales y de plataforma marina. Las partículas minerales que forman estas rocas pueden tener diversos orígenes: a) fragmentos de tamaño variable de rocas previas, formando así las rocas llamadas detríticas (conglomerados, areniscas, arcillas); b) precipitación química y biogeoquímica a partir de los materiales disueltos en el agua (calizas, dolomías, yesos); y c) por acumulación de materia orgánica (turba, lignito, etc.). Las rocas sedimentarias suelen mostrar estrati- ficación y pueden contener restos de organismos fósiles. Con el paso del tiempo (millones de años, Ma) las rocas sedimentarias quedan enterradas y pueden verse sometidas a esfuerzos tectónicos y a condi- ciones de presión y temperatura muy superiores y se transformarán así en rocas metamórficas. Estos mismos cambios de condiciones también pueden actuar sobre rocas ígneas, que igualmen- te generarán rocas metamórficas. Las rocas me- tamórficas se forman por la transformación de los minerales originales en otros diferentes y que son estables en las nuevas condiciones de presión y temperatura, acompañado de cambios más o menos importantes en la textura de la roca previa (esquisto, gneis, mármol). Si se incrementan aún más las condiciones de presión y temperatura, las rocas afectadas podrían llegar a fundirse y producir un magma, y así nos encontraríamos de nuevo al comienzo del ciclo. EL CICLO DE LAS ROCAS

RkJQdWJsaXNoZXIy MTI4MzQz