Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  130 / 226 Next Page
Basic version Information
Show Menu
Previous Page 130 / 226 Next Page
Page Background

130

4

MIRADORES DE LAS CRESTAS DE LAS CUTAS

Para acceder a este punto es necesario andar

unos 15minutos desde la pista forestal. Desde

esta posición, ligeramente al norte de los otros

miradores, se puede divisar el valle de Ordesa

casi en su totalidad, lo que nos permite apre-

ciar claramente el perfil glaciar en U del valle,

en su parte alta, y cómo aguas abajo, es reto-

cado por el río excavándolo para formar un

perfil en V.

Desde aquí las vistas de Góriz, las Tres Serols y

al valle de Ordesa son espectaculares. En estos

relieves vemos su constitución geológica, for-

mados por estratos de colores blancos y ocres a

diferentes cotas. Se trata de las capas de las

formaciones Gallinera y Marboré, que aparecen

formando pliegues y repetidas en el macizo por

los cabalgamientos.

Finalmente, es aconsejable fijarnos en las vis-

tas hacia el sur, antes de regresar a la pista.

Contemplaremos de nuevo Peña Cancías, y en

la lejanía lasmontañas de Oroel y San Juan de

la Peña. También la selva de Metils y la locali-

dad de Fanlo, que se asientan sobre los depó-

sitos turbidíticos del Grupo Hecho (T7).

Mirador de Ziarrazils

7

Vista delmacizo de las tres Serols

Observaciones sobre la configuración

tectónica delmacizo deMonte Perdido

Vista panorámica hacia el norte en donde se obser-

van repeticiones los distintos niveles que componen

las Calizas deGallinera y las Areniscas deMarboré

debido a los cabalgamientos tectónicos.

La bajada hasta Nerín nos conduce a Cuello

Arenas, punto de partida a Cuello Gordo y a la

cabecera del Barranco de la Pardina, rutas

alternativas excelentes para otra visita al

Parque. La pista atraviesa las “margocalizas

deMetils”, que no se observan en laparte oeste

de la Ruta de los Miradores por estar erosiona-

das bajo las areniscas de Tobacor o sus equi-

valentes turbidíticos. Es una primera señal

clara de los cambios bruscos que sufrió la

cuenca sedimentaria surpirenaica a partir de

los 50 millones de años (límite Ilerdiense-

Cuisiense). Entonces se produjo un primer

levantamiento delmacizo deMonte Perdido a la

vez que la zonade Ainsa-Broto-Jaca experimen-

tó un hundimiento generalizado que dará lugar

a la cuenca turbidítica, unmar de nomenos de

un millar de metros de profundidad. En reali-

Descenso hacia Nerín

8

La vista hacia el surmuestra unpaisajemuy

diferente al del valle deOrdesa

Ladiferencia en la configuracióndel relieve se

debea sumodeladodominantementefluvial

dad, la discordancia angular que erosiona a la

FmMargocalizas deMetíls, también afecta a la

Fm Margas de Yeba. La discordancia basal de

las turbiditas del Grupo Hecho tiene gran

importancia e indica un momento importante

de la estructuración del Pirineo.

A medida que abandonamos el límite del

Parque (barrera) y nos acercamos a la locali-

dad de Nerín, comenzamos a ver el gran paisa-

je sobre las paredes de la Cresta de Peña

Somola, que forma una de las grandes paredes

del Cañón de Añisclo.

También contemplamos en la continuación

lógica del valle las paredes de las gargantas

del río Bellos o cañón de Ballinisclo. Debemos

insistir de nuevo en el contraste acusado entre

los paisajes vistos desde los miradores, domi-

nados por el modelado glaciar, estos últimos,

completamente dominados por el modelado

fluvial y la disolución kárstica. El contraste no

está condicionado por el tipo de roca, que es el

mismo, pero sí por el tipo de erosión predomi-

nante, que condiciona a su vez el tipo de